Welcome visitor!
You can register here or login.

Una De Muchas

by Guest on Mar 19, 2017 Historias de sexo 6421 Views

la primera ves q tuve sexo con mi mejor amiga fue 
una de muchas ocasiones en q visite el yunque, en rio grande 
Puerto Rico. mi amiga es una chica conservadora y solamente 
habia tenido sexo con tres hombres distintos, claro es 
una chica de 19 aos actualmente y si es conservadora pues 
su experiencia se limita a lo capaz q sea la otra parte de 
llevarla a esa situacion. habiamos comenzado a coquetear 
con la idea. ella dice q soy todo un hombre y q la curiosidad 
la estaba matando, mientras le contaba de mis otras experiencias 
con otras chicas. pasabamos horas largas contandonos 
eso relatos por telefono y siempre terminabamos masturbandonos.


era impresionante escuchar como gemia. tambien era increible 
como nos sincronizabamos y casi siempre nos veniamos juntos.


coordinamos un bonito dia cercanos a verano, y claro hacia 
un sol de pelicula y el dia estaba mas q perfecto. llegamos 
al estacionamiento y ella decide cambiarse la ropa para 
ponerse traje de bao. nunca habiamos estado juntos asi, 
solos y mucho menos con la idea en la mente de lo q habiamos 
planeado. en ese momento comenze a hacer movidas de acercamiento, 
pues tanteaba el terreno para ver como estaban los animos.


ella noto mis intenciones y comenzo a ponerse nerviosa.


le daba risa la situacion. nada. ya se por donde vamos. entramos 
en la vereda y comenzamos a subir. el lugar es casi exclusivamente 
para atleticos, y tienes q estar en forma. cada vez nos acercabamos 
mas. en una ocacion aprobeche para abrasarla mientras 
la ayudaba a bajar de una roca. senti su bello cuerpo, delgado, 
fino, tierno, nos miramos por un momento pero voces sercanas 
nos iterrumpieron, eran personas q venian poco mas atras 
de nosotros por otra ruta. llegamos al lugar. el movimiento 
de personas en este sitio en casi ninguno, pues nadie resiste 
el camino para llegar y usualmente se arrepienten y regresan.


asi q pocos conocen el lugar. verdaderamente se pierden 
un lugar tan exotico, privado, bueno el sitio es magico.


una pequena charca con una cascada de agua cristalina 
ubicada estrategicamente q ofrece una privacidad unica.


rapidamente me quite la camisa y me heche al agua. ella tenia 
un poco de miedo pues el lugar te deja tan fasinado q parece 
q estas en un sueno. sali para convencerla de entrar al 
agua. me le acerque. y letamente conversando de lo pasaba 
por nuestras mentes, nos besamos. creo q estuvimos besandonos 
casi media hora. claro durante esa media hora la ropa se 
quito casi sola. recuerdo q el sol iluminaba nuestros cuerpos 
desnudos, su piel blanca llamaba mi boca y a mi lengua. recorri 
cada centimetro de sus bellos pechos. sus senos, medianos 
y duros, sus pezones era tiernos y rosados, no dejaba de 
chuparlos y morderlos, incluso hasta tuve miedo de lastimarlos.


mientras bese su cuello escuchaba esos suaves gemidos 
q habia escuchado solo por telefono. mientras explorabamos 
nuestros cuerpos, nos surgia de vez en cuando preocupacion 
de ser vistos. pero nada detuvo tanta pasion. estabamos 
sentados y nos paramos para hubicar nuestros cuerpos, 
para saciar mas nuestros deseos de rosarnos piel con piel.


continuamos besandonos y mis manos hacian arder su cuerpo.


mietras acariciaba sus suaves nalgas, una de sus pequeas 
manos me sorprende agarrando mi pene. otro suspiro sale 
de si, al sentir mi duro pene. mi sangre fluia mas fuerte 
al sentirla acariciandomelo. pero quise intrrumpirla.


la sente sobre la piedra en la q estabamos recostados y dezlice 
mi boca por su pecho hasta llegar a su vientre. suavemente 
mordiendo, llego a su critoris. todo estaba tan humedo 
como el agua q fluia de aquella cascada. besaba sus petalos 
de labios como a su boca, pues estaba tan caliente. tiro 
un grito y me agarro por el pelo, el grito se confundia entre 
un gemido q decia: "sigue" y otro q decia: "que 
rico". cada vez q decia, me apretaba mas. "ya!, 
ya, ya"


me levante rapidamente para continuar, 
dejando solamente la cabeza de mi pene rosar su mojado critoris 
y mientras subia y bajaba como rosando la entrada de su vagina, 
me apretaba mas y mas cada vez. ya cuando estaba casi por 
terminar otra vez, me dice: "metemelo".


no encuentro palabras para describir lo que senti. estaba 
tan caliente, se sentia bien apretado. si, si, si, decia 
gritando como q nadie podia escucharnos. parecia q le dolia, 
o le gustaba. me pegue a ella y rosando mientras la penetraba 
le escuche gritar mi nombre, cosa q me prendio tanto q me 
hizo apretarla mas fuerte y nos hizo terminar, con una mordida 
q todavia tengo marcada en mi pecho. nos que damos abrasados 
un rato, y comenzo a llover sobre nosotros. para nosotros 
fue magico...

Article source: https://sexstoriesclub.com/historias-de-sexo/113-una-de-muchas.html

Random Stories

First time gay

We were 14, and it was the end of our 8th grade year. The class 
had an end-of-junior-high pool party at a private club. 
Edgar had moved into our...

Gay Sexstories

My first time bi

I was hitching a ride to a friend's house and it stated to rain. It was early summer and I was only wearing shorts and a tank top. So there I...

Bisexual Sexstories

Cybersex with my boyfriend

I hadn't seen my boyfriend, Karl, in almost three months. He had been teaching English in South Africa, and I was stuck back at home in Texas,...

Webcam Sexstories

Night the movies

This happened about a few years ago. I used to work a manger a movie theater during college, just to make some spending money. Anyway, there was...

Mature Sexstories

For money

It was about midnight and I went to the bar at the hotel where 
I had been staying. It was still pretty crowded, and I stood 
at the end of the...

Hotel Sexstories

An endless night of suprises

She had not gone very far with the woman before I broke in 
and put an end to it... In fact, nothing more had happened 
than a slow dance (and a...

BDSM Sexstories