Welcome visitor!
You can register here or login.

Cuentos

by Guest on Jan 4, 2017 Historias de sexo 27531 Views

Me encuentro delante de un folio en blanco que me grita same 
y no se que decirte. Se me refleja tu nombre en cada rincn 
de mi casa, all donde vaya, all ests t.

Finalmente me siento en mi butaca y te dibujo en mi mente, 
linda, perfecta, lo que yo so y te moldeo a mi ilusin.

Imagino que te siento, que te acurrucas en mi regazo mientras 
me dejas acariciarte, sentirte, sentir cada mota de tu 
piel, cada milmetro de tu cuerpo, sentir en mi cuello tu 
aliento, tu respirar, sentir como a cada momento me enamoro 
mas de ti. Estar loco? Te cuento como me enamore, susurrndote 
en el odo, en voz baja, mientras t cierras tus bellos y 
lindos ojos, esas dos a gatas de cristal que brillan cuando 
me ven.

Te encontr entre miles de estrellas, no se quien eres, 
como eres, solo te siento, y siento como en mi interior me 
martillea un nico pensamiento, un nico recuerdo, un 
nico t, tu nombre, bella Rosa.

Me enamore, sin conocerte, de ti; sin saber si eres guapa 
o fea, sin saber nada ms que tu esencia me sedujo, quien 
me dira que me volvera a sentir como un adoles-cente que 
encuentra su primer amor.

Y t sigues all, conmigo, sentada en mis rodillas, con 
tu cabeza en mi pecho y cogindome las manos para que te acaricie 
tu esbelto ser sin dejarme ni un centmetro sin explorar.

Mis tmidos dedos aren tu blusa, desabrochando, uno a 
uno, los botones que le mantenan abrochada, hermtica, 
al tiempo que mis labios besan tu cara y mi suspirar alisa 
tu pelo.

La blusa, al final va cediendo a mis dedos: primero, un 
botn, despus otro, y otro., hasta que cae rendida a ambos 
lados de tu cuerpo.

Acaricio tus pechos por encima del sujetador, que le queda 
poco tiempo de de-fender el tesoro que esconde.

Te lo quito y notas como entre tus piernas, va creciendo 
mi ser. Mis dedos abruptos intentan convertirse en suaves 
plumas de terciopelo y poco a poco moldeo tus lindos senos 
al tiempo que tus pezones.. crecen y crecen, poco a poco, 
hasta sobre-salir de esas montaas como una cima recin 
conquistada.

Descienden mis dedos entre tu cuerpo hasta llegar a tu 
planeta Venus, dormido bajo una minscula tela que lo mantiene 
alejado del mundo. Traspaso esa tela y acaricio tu pubis 
desrtico, cuidado en un vergel, virgen y hmedo para m.

Tus manos toman las mas y hacen que mis dedos penetren 
en tu monte, tocando tu cltoris ms y ms y ms. Te incorporas 
y me besas. Me levantas de mi butaca y me llevas hacia la habitacin 
del fondo, la ms alejada, la ms intima.

Me tumbas en la cama y ahora eres tu quien me va quietando 
poco a poco, des-pacio, sin prisas, la ropa.

Me besas. Tus labios son como el agua del mar, me impregnas 
de tu ser, de tu esencia, de tu saliva. TE QUIERO !!!

Bajan tus dedos por mi piel, estremecindome de placer, 
despejando todo lo que te encuentras delante. Sabes? Mi 
cuerpo esta hmedo de pensar que me estas haciendo feliz.

Me arrancas el slip y juegas con mi pene, que crece a cada 
momento ms y ms.

Lo besas, te lo metes en la boca y juegas con tu lengua. Me 
haces una felacin ayudada de tus manos. Una de ellas toca 
mi escroto y mis testculos se entremezclan con el sudor 
de tus dedos.

Casi estoy a punto, te pido que pares pero t no haces caso 
y sigues hasta que llegado el momento, mi semen salta hasta 
el fondo de tu boca. Juegas con el y me besas, sin vaciarla. 
Poco a poco siento como de tu boca pasa a la ma y bajas por 
mi cuerpo dejando un rastro de semen y felicidad. Vuelves 
a meterte en la boca mi pene, dndome un pequeo e inocente 
mordisco.

Te das la vuelta ponindote en posicin de gato y me pides 
que te penetre por detrs. Gritas, pero no de dolor, sino 
de placer, la sientes muy dentro. La dejo quieta en tu interior 
para que la notes, luego la saco, te doy un beso negro y un 
cachete carioso en ese culito respingn que tienes. T, 
te tumbas boca arriba y te penetro por delante. Tus gritos 
son cada vez ms fuertes, no son dolor, es placer. Tus uas 
se clavan en mi espalda y me dices mil veces Te quiero!

Article source: https://sexstoriesclub.com/historias-de-sexo/109-Cuentos.html

Random Stories

Cindy's first gangbang

It was coming to the end of our9 day hunting trip and wheather turned nasty, freezing rain and cold, we were all gathered in the large army surplus...

Gangbang Sexstories

Best friends

My best friend in the world is Jay. We had dated a little bit a few times back in high school, but we found we were much better friends than...

Anal Sexstories

Masturbating to my Memories

I masterbate on a DAILY BASIS.... and this is my favorite memory that makes me leaking like a faucet. I love to keep my pussy clean and shaven....

Lesbian Sexstories

My wife and the guys in the bar

This happened a few years ago as my then 50 year old wife and I were heading home from NYC after attending a formal dinner held by my company. As...

Gangbang Sexstories

Cybersex with my boyfriend

I hadn't seen my boyfriend, Karl, in almost three months. He had been teaching English in South Africa, and I was stuck back at home in Texas,...

Webcam Sexstories

Una De Muchas

la primera ves q tuve sexo con mi mejor amiga fue 
una de muchas ocasiones en q visite el yunque, en rio grande 
Puerto Rico. mi amiga es una chica...

Historias de sexo